Sulfato de Hierro para Plantas

Las plantas necesitan 12 nutrientes para su correcto desarrollo, de estos 12 nutrientes están los llamados macronutrientes que necesitan en cantidades altas y los micronutrientes que necesitan en cantidades menores. El sulfato de hierro para plantas está relacionado con la falta de hierro. El hierro forma parte de los micronutrientes. En algunos suelos, especialmente en suelos que tienen un pH alto, se da la circunstancia que los micronutrientes se vuelven insolubles, entre ellos por ejemplo el hierro. Para poder liberar el hierro y los micronutrientes que están insolubilizados en el suelo alcalino es necesario subir el pH del suelo.

Hay varias formas de subir el pH del suelo, la más económica y utilizada es a través de sulfato de hierro.

BAJAR EL PH DEL SUELO CON SULFATO DE HIERRO

El sulfato de hierro es un producto químico, de fórmula FeSO4, que se presenta en forma en polvo y en granulado. Es un producto que se encuentra de forma sencilla comercialmente, por ejemplo aquí.

El sulfato de hierro es una sal que al ser mezclada con el suelo, lo acidifica, es decir el pH se baja por valores inferiores a 7. El El sulfato de hierro además de bajar el pH da aporte de hierro.

La forma en que se presenta el sulfato de hierro puede ser en partículas, que es el formato más adecuado para poder disolverlo en agua. En agricultura se utiliza también la forma granulada, en este caso se mezcla con la tierra, sin disolver en agua. Se recomienda utilizar el formato de partículas y disolverlo en agua.

CÓMO APORTAR EL SULFATO DE HIERRO PARA EL SUELO

Para aportar sulfato de hierro en el suelo, se regaría la zona con agua que lleve disuleta 3 gramos de sulfato de hierro por cada litro. Se regaría 1 vez al mes con este agua. En macetas no utilices el sulfato de hierro sino ácido cítrico.

Como sugerencia puedes complementar el tratamiento de sulfato de hierro, añadiendo en otro agua 3 gramos por litro de quelatos de hierro. Esto habría que aplicarlo también 1 vez al mes, en una semana diferente a la que hayas echado el agua con sulfato de hierro.

Con estos dos productos (sulfato de hierro y quelatos de hierro) las plantas acidófilas del jardín tendrán suficiente Hierro y los otros micronutrientes como el Manganeso o el Cobre gracias a la liberación que provoca el sulfato por bajar el pH del suelo.

Quedará proporcionar el resto de nutrientes para el completo abonado de las plantas, especialmente los  macronutrientes: nitrógeno, fósforo y potasio.  En los suelos alcalinos, se aumenta más la dosis de fósforo y de potasio ya que parte se pierde por al convertirse en insoluble.

EL HIERRO EN LAS PLANTAS

El hierro es un reconstituyente de algunas enzimas y pigmentos  para reducir los nitratos y sulfatos; a su vez es un generador de energía que no se utiliza en la síntesis de la clorofila pero que es esencial en su formación, para la nutrición de los cultivos, el crecimiento y la salud de las plantas.

Hierro en las plantas

Falta de hierro en las plantas

La deficiencia de hierro en las plantas se manifiesta en las hojas jóvenes, las cuales se van poniendo amarillas, debido al desequilibrio entre la clorofila y el caroteno. Igualmente, se va reducido el transporte fotosintético que se traduce en la disminución de azúcares, almidón y algunos aminoácidos.

Además, cuando las plantas sufren déficit de Hierro, se acumulan otros elementos, que alteran la síntesis de proteínas y enriquecimiento de lípidos y ácidos grasos insaturados; mientras que los nervios permanecen verdes, produciendo clorosis férrica, lo que puede atacar algunas ramas solamente, más allá de que las otras puedan permanecer sanas.

Lo primero que hay que hacer es examinar las raíces de la planta enferma, ya que pudiese estar pasada de riego y por ende no pueda absorber adecuadamente los nutrientes. Incluso, puede suceder que las raíces estén enfermas, y se les dificulte la absorción del hierro.

Aporte excesivo de hierro

La deficiencia de hierro produce cambios morfológicos y fisiológicos; en la raíz se aprecia aumento del diámetro en la zona apical radicular, y formación de abundantes pelos radiculares. Si el problema no está en la raíz es conveniente revisar el PH o grado de acidez de los suelos.

Caso contrario sucede cuando la planta está ante la absorción excesiva de hierro; la cual raras veces suelen producirse debido a la rapidez de conversión de hierro soluble en compuesto insoluble, y casi en su totalidad no producen toxicidad en los cultivos que se desarrollan en ello disponibles para las plantas. Sucede que, el exceso de hierro hace que la fluorescencia de la clorofila cambie. Como consecuencia, la planta presentará dificultades para absorber la energía solar de forma correcta.

COMPRAR SULFATO DE HIERRO

En este apartado te explicamos dónde comprar sulfato de hierro.

Dentro de los productos utilizados para plantas, puedes encontrar el sulfato potásico, que da el aporte de potasio necesario para su crecimiento, así como el sulfato de cobre, www.sulfatodecobre.es, que es el fungicida más utilizado habitualmente, también dentro del caldo bordelés.

Cada vez es más común el uso de productos químicos en el hogar, de forma específica. Podemos tener por ejemplo acido oxálico, que te valdrá para limpiar los óxidos en piezas metálicas, y que puedes ver aquí: acidooxalico.net. Uno de los productos estrella en el hogar sería la sosa cáustica, especialmente uso como desatascador: sosa caústica para desatascar, con muy poca cantidad de este material conseguirás resultados impresionantes para desatascar.   El carbón activo para los filtros y purificar el agua o el aire y también cómo no podía estar entre productos utilizados los realizados para decoración, experimentos para niños como sería la nieve artificial. Otros